Vamos, que fui a ver a mi madre la semana pasada. Y no es que sea mal hijo y no la quiera ver a menudo, pero es que vive a casi 500km. Allá por El Bierzo, León. En un pueblecito que para nosotros es encantador. Pero bueno, vamos a lo que te quería contar. Pues resulta que estaba con su amiga Sari. Una persona maravillosa, que no se de donde saca tiempo para aprender ella solita cosas como este bordado que estaba terminando en aquel momento. Vamos, a mi me enamoró. ¿No te parece una delicia?



Comentarios