Soluble Canvas


¿Conoces la tela soluble para bordar?

Es un invento muy útil que sirve para
bordar pequeños detalles en punto de cruz en prendas de ropa. Puede ser un jersey de niño o una bata de colegio, una bolsa de merienda y un sinfín de prendas en algodón, punto, tejano...

Esta tela soluble mide 20x22 cm y su trama de 5,5 pts/cm. Vamos, como la Aida 14.

Es muy fácil de usar, sólo necesitas hilo de punto de cruz -Mouliné Special de DMC es una muy buena opción-, un bastidor para bordar, una aguja, unas tijeras corta hilos  y la tela soluble.



Pon la tela soluble en el lugar donde quieras realizar el bordado. Fíjala con hilo de hilván. El cuadro que delimites tiene que ser más grande que el bordado que realices en su interior.
Coloca los dos soportes (tejido + tela soluble) en el bastidor para bordar y realiza tu bordado en punto de cruz siguiendo las instrucciones de tu gráfico.

Una vez terminado el bordado, corta y retira con cuidado el hilo de hilván.
Pon en remojo tu labor bordada en un bol -o barreño si la prenda es grande- con mucha agua caliente enjabonada (entre 40º y 50º). Déjala en remojo 5-10 minutos removiéndolo de vez en cuando: ¡La tela soluble se disolverá en el agua y desaparecerá! Aclara abundantemente con agua caliente.


Para el secado sigue las instrucciones de lavado de tu prenda. ¡Ahora tienes una pieza única que acabas de personalizar ! ¿A que es una idea genial?

Comentarios